Andrea Stella es el nuevo Director de Competición en McLaren

McLaren ha completado una reestructuración en su directiva para la temporada 2020 de Fórmula 1.

Tras una motivadora campaña 2019 que terminó con el equipo de Woking ocupando la cuarta posición del campeonato de constructores, Andreas Seidl, jefe del equipo, está buscando mejorar aún más la estructura para dar otro paso en la siguiente temporada.

Parte del trabajo de Seidl ha estado en asegurarse que haya un plantel directivo potente, con responsabilidades claras y roles establecidos.

Después de un profundo análisis de cuál es la mejor forma de modificar su esquema, Andrea Stella ha sido ascendido de su rol anterior como director de rendimiento para ocupar el de director de competición, una posición que tuvo Seidl temporalmente mientras decidía quién era la mejor persona para realizar ese trabajo de forma permanente.

Stella estará a cargo de la ingeniería de carrera y actividades operacionales en los fines de semana de competición, pero mantendrá las responsabilidades que tenía previamente.

Trabajará de cerca con James Key, director técnico del equipo, para asegurarse que exista una buena correlación entre el rendimiento en pista y la evolución técnica.

Paul James continuará en su rol como manager del equipo y reportará a Stella, mientras que Piers Thynne se mantendrá como director de producción.

El cambio ha sido realizado para mejorar el proceso de toma de decisiones tanto en la fábrica, como en los fines de semana de carrera, y Seidl quiere que las tres divisiones principales le reporten a él.

Hablando en el final de la temporada pasada, y antes de que se tomara la decisión de cambiar a Stella a un nuevo rol, Seidl dijo que sentía que era esencial conformar una estructura de dirección clara en McLaren.

«Desde que comencé, monté rápidamente una organización muy clara y tradicional de lo que es el automovilismo con tres grandes departamentos» dijo Seidl, «la ingeniería técnica, bajo el liderazgo de James Key, la producción, bajo el liderazgo de Piers Thynne, que fue un ascenso interno, y luego el lado de competición, bajo el liderazgo de Andrea Stella como director de rendimiento y Paul James como manager del equipo».

«Era importante para mí tener estos puestos desde el comienzo, porque me gusta que haya responsabilidades claras y también líneas de reporte, además de una organización que sea fácil de entender para todo el equipo».

«Ahora, sabiendo cómo es el reglamento de 2021, estamos en medio del proceso de analizar cada uno de estos departamentos y ver qué forma necesitamos que tengan en el futuro para extraer el máximo como equipo».