‘Esto es historia’ – MATRA

Matra (Mecanique Aviation TRAction) fue fundada en 1941 por Marcel Chassagny como una industria armamentística que se especializaba en la investigación aeronáutica y espacial. La compañía era reconocida mundialmente por la innovación y sus producciones de alta tecnología, pero su actividad se centraba casi exclusivamente en armamentos.

En 1964 Jean-Luc Lagardère crea Matra Sports iniciando su aventura dentro del mundo del automóvil con el Djet, luego el 530 y el Bagheera en 1973, un deportivo triplaza con motor Simca.En 1980, el grupo Peugeot, propietario de las marcas Talbot y Simca, se convierte en socio accionarial, lo que les permite desarrollar el Murena, un deportivo con carrocería de fibra de vidrio con sistema de galvanizado en caliente para mejorar la anticorrosión.

La asociación se alarga hasta 1983, donde los problemas económicos llevan a la marca del león a ceder su participación. El hueco de socio industrial lo ocupa a partir de entonces Renault, con notable éxito debido al Espace, el primer monovolumen que permite a Matra dar un salto cuantitativo en ventas.Matra Sports también se fundó para diseñar y producir coches de carreras que pudieran poner a Francia en lo más alto de los campeonatos internacionales.

Monoplazas de fórmula y coches sport fueron diseñados y producidos de forma integral en sus instalaciones de Romorantin.Durante una década, a partir de 1965, Matra alcanzó, con el color azul típico de Francia en sus coches, la cima en la competición, venciendo en F1, F2, F3 y Resistencia.El debut oficial del primer Matra de competición, con el monoplaza MS1 de F3 en manos de Jean-Pierre Jaussaud y Eric Offenstadt, tuvo lugar en mayo de 1965 en el circuito de Mónaco.

Días después, se obtuvo la primera victoria en el circuito de Reims, por parte de Jean-Pierre Beltoise, al final de la temporada Beltoise y Jaussaud terminaron 1-2 en el campeonato de F3 francés.En 1966 Matra incursionaría en la F2 con el MS5, Jean-Pierre Beltoise ganó la primera carrera en Alemania, en 1967, Matra con el MS7 conseguiría 6 victorias, 3 para el belga Jacky Ickx, quién ganaría el título.

En 1968, Beltoise (ganó 5 carreras) y Pescarolo terminaron campeón y subcampeón respectivamente. En el 69, obtendría un nuevo título, gracias a Johnny Servoz-Gavin, con 3 victorias.En 1967el gobierno francés concedió a Matra una importante financiación, gracias a la cual pudo afrontar el campeonato de F1, con Servoz-Gavin y Beltoise (terminó dos veces en las puertas de los puntos en Estados Unidos y México) como pilotos.En 1968 de un acuerdo entre Matra y la sociedad petrolífera Elf surgió un nuevo equipo, la escudería Matra-Elf International, dirigida por Ken Tyrrell y con Jackie Stewart como piloto,Stewart disputó el GP de Sudáfrica con el MS9, un F1 derivado del MS7 de F2, destinado a ser substituido en pocos meses por el MS10 y el MS11, nuevos monoplazas creados expresamente para la F1.

El MS10 se estructuró de manera que pudiera albergar el motor Cosworth V8, mientras que el MS11 llevaba el V12, más voluminoso, de Matra. La primera victoria del nuevo equipo se registró en el GP de Holanda, bajo una lluvia torrencial con el MS10 de Stewart. Después llegarían otros dos triunfos, en Alemania y Estados Unidos. Ese año Matra tenía un programa dual, Matra International y Matra Sports, coincidieron en doce de las trece carreras de la temporada con motor Cosworth V8 para Jackie Stewart y la estructura británica y Matra V12 para Jean-Pierre Beltoise y estructura francesa, siendo ambas oficiales y con soporte de fábrica.

Evidentemente una situación así es insostenible y en 1969 Matra delegó el programa de F1 en Ken Tyrrell al ser claramente más competitivo y se mantuvo a Matra International en la F1, mientras la otra división trabajaba en el V12. Esa temporada Matra utilizó una innovación traída de la aviación, en la que los tanques de gasolina eran parte de la estructura del coche. Esto les daba ventaja en cuanto a peso, además de una mayor fortaleza y con el Matra-Cosworth MS80 arrasarían en el campeonato con 6 victorias, llevándose el título tanto de constructores como de pilotos.

Ese fue el primer título de Jackie Stewart que hizo una temporada increíble. Beltoise, a quien de nuevo se le había confiado el MS11 V12, fue quinto en la clasificación del Mundial.Como anécdota, Matra construyó el MS84 con tracción a las 4 ruedas basándose en el MS80 (añadiendo el 4 al nombre por lo de la tracción integral), el cual participó en varias carreras en 1969 con Beltoise y Servoz-Gavin.

Fue este último, quien obtuvo los únicos puntos de un coche con tracción a las 4 ruedas en la historia de la F1, con un sexto lugar en el GP de Canadá.En 1970, Matra, luego que fuese comprada por Simca, decidió dotar a sus coches con motores Matra V12, en lugar los Ford Coswort V8, esa decisión supuso el divorcio deportivo con Tyrrell que fundó su propia escudería. Los pilotos de Matra Sport terminaron en el podio tres veces. Al mismo tiempo, el equipo comienza a abandonar la F2.En el año 1971, Matra se dedicó solamente a especialidades: F1 y Sport-Prototipos.La industria petrolífera Shell reemplazó a Elf como sponsor principal, se incorporó el neozelandés Chris Amon como piloto, y con el MS120 del año anterior, ganó el GP de Argentina (no puntuable) y fue tercero en el GP de España.

En el siguiente GP, el de Sudáfrica, debutó el nuevo MS120B, que, aunque disponía de un chasis más rígido y de un motor potente, era demasiado frágil, solo en Monza, donde partió de la primera línea estuvo en la lucha por la victoria.Para la temporada de 1972 Matra prosiguió con su doble programa (F1 y Sport). La marca alineó el nuevo MS120C con Amon como piloto, pero los resultados positivos no llegaron, tampoco con el nuevo MS120D (solo una pole position y un tercer lugar en Francia).

En las posiciones del campeonato de constructores, fueron empeorando año tras año. Del sexto de 1970 se pasó al séptimo de 1971 y al octavo de 1972. A finales de 1972 Matra decidió echar el cerrojo a un programa de carreras que ya no tenía razón de ser. Ganaron todo lo que había por ganar, y luego, cayeron. Una historia de lo que es un equipo de F1 en una versión comprimida; tan solo seis años.Si 1972 marcó la decadencia en F1, no fue así en Sport Prototipos, el campeonato de resistencia tomó el relevo y durante tres temporadas, del 72 al 74 ganaron las 24 horas de Le Mans con los MS670 (en 1972 con doblete, Henri Pescarolo/Graham Hill y François Cevert-Howden Ganley y en 1973 y 1974 ganaron Pescarolo/Larrousse) y por delante de Ferrari y Porsche los mundiales de 1973 y 1974, éste doble éxito fue obtenido con un equipo formado íntegramente por pilotos franceses: Beltoise, Cévert, Pescarolo, Larrousse, Jabouille, Jaussaud, Depailler y Wollek.


Al final de temporada y con el equipo en la cima, se retiraron de la competición sin previo aviso, dejando huérfana a Le Mans, que perdía a un equipo local que se había convertido ya en leyenda.Matra, tras el periodo de competición en Le Mans, dejó de disputar carreras como fabricante.Regresó a la F1 como proveedor de motores, de sonido espectacular, en 1975 para el equipo Shadow, de 1976 a 1978 y en 1981 y 82 para Ligier, período durante el cual Jacques Laffite logra 3 victorias, una en 1977 en Anderstorp, con el Ligier-Matra JS7 y dos con el Ligier-Matra JS17 en 1981 en Montreal y en Österreichring.

En el año 2000 fue inaugurado en la localidad de Romorantin Lanthenay el Museo Matra, allí se muestra la historia de la mítica marca francesa. Se ubica en las antiguas instalaciones de la fábrica, ocupa unos 3.000 metros cuadrados repartidos en dos niveles y se exponen unos 70 modelos que ilustran su amplia y exitosa historia tanto en la competición como en la industria.En febrero de 2003, Matra Automobile, afectada por problemas financieros, cerró sus puertas.

Poco después, el 14 de marzo, murió Jean-Luc Lagardère a los 75 años.Las pérdidas de la empresa y el cambio en la cúpula del grupo propietario, que pasó a manos Arnaud Lagardère, hijo del fallecido patrón y fundador, aceleraron la reordenación de algunas de las áreas de la empresa. En 16 de septiembre se realiza la venta de la sección de diseño, creación de prototipos y pruebas a la empresa italiana Pininfarina SpA, que se hizo con el control de una compañía que era sinónimo de competición e innovación tecnológica, la nueva compañía recibió el nombre de Matra Automobile Engineering.A finales de 2004, Matra Automobile se convierte en Matra Manufacturing & Services y reorienta sus actividades hacia la producción y comercialización de una gama innovadora de medios de transporte ambientalmente limpios y de baja potencia: bicicletas eléctricas de alto rendimiento, pequeños automóviles eléctricos y otros productos de movilidad individual.

Hasta aquí el recorrido por la historia de Matra, una de las marcas míticas del automovilismo, puede que la edad de oro de Matra durara apenas diez años, pero fueron diez años para recordar toda una vida.

Por: Dardo Fernández Torremare, para La Máxima