Racing Point podría convertirse en Aston Martin

El equipo de Fórmula 1 Racing Point podría ser renombrado como Aston Martin, ya que su propietario el multimillonario Lawrence Stroll ha sido vinculado con la compra de la fábrica de automóviles de lujo.

Stroll, cuya fortuna se estima en más de £ 2 mil millones, lideró un consorcio para hacerse cargo del equipo Force India F1 el año pasado.  Cambió el nombre del equipo a Racing Point, ha invertido mucho en él, y planea expandir su fábrica el próximo año.

A pesar de ello, estaría considerando la compra de Aston Martin aprovechando una caída en su valor desde que cotizó en el mercado de valores de Londres el año pasado. Los precios de las acciones de Aston Martin han tenido una pérdida de £ 80 millones durante los primeros seis meses de 2019.

Una fuente indicó que Stroll tiene la intención vestir a Racing Point con los verdes colores de Aston Martin si logra tener éxito en lograr el control de la automotriz. Una alianza entre Aston Martin y el equipo de F1 propiedad de Stroll impulsado por Mercedes, complementaría una asociación técnica de la compañía de la estrella de tres puntas, que suministra sus motores a Racing Point. Aston Martin también estableció un centro de ingeniería en Silverstone, muy cerca de la fábrica de Racing Point, en diciembre pasado.

La medida podría tener serias implicaciones para Red Bull, cuyo patrocinador principal es Aston Martin. Las dos compañías han colaborado en el hipercar Valkyrie que entrará en el Campeonato Mundial de Resistencia 2020-21, incluidas las 24 horas de Le Mans.

Stroll, un ávido entusiasta del automovilismo con una extensa colección de autos clásicos, hizo su dinero en la industria de la moda a través de marcas como Tommy Hilfiger, Ralph Lauren y Pierre Cardin. No hizo comentarios al respecto.

El breve período anterior de Aston Martin en la Fórmula 1 comenzó hace seis décadas cuando participó con un par de DBR4 para Roy Salvadori y Carroll Shelby durante cuatro carreras. Regresó en 1960, pero su auto con motor delantero había quedado obsoleto con los nuevos con motor trasero, y aunque tenía planes para un diseño para ponerse al día, el equipo canceló su proyecto de F1 antes de fin de año.