Categorized | General, Opinión

Opinión – ¿Y si Mercedes no es competitivo en 2017?

Tras el Campeonato del Mundo casi cantado por parte de Nico Rosberg y su inmediato retiro de las pistas, se abrió el boquete más interesante para darle un toque especial al mercado de pases en la Fórmula 1. La lista de solicitudes para ocupar el puesto del alemán ha pasado incluso hasta por los titulares de puestos medianamente competitivos en la grilla de la categoría. Para nadie es un secreto el tremendo ruido que se ha levantado en la prensa española, donde han sido tan osados que hasta detalles del contrato con Fernando Alonso han publicado. Ni hablar de los pilotos de este lado del mundo donde también ya existió un acuerdo listo y declaraciones de Toto Wolff frente a la llegada de Checo Pérez en una total irresponsabilidad periodística característica de los medios que quieren inflar las posibilidades de sus pilotos locales y generar falsas expectativas entre sus seguidores. Obvio, qué español no quisiera ver a Alonso sentado al lado de Hamilton y peleándole un buen puñado de Grandes Premios o su prometida tercera corona. Sin embargo y para nuestra salud mental, en Mercedes han sido cautos y tal vez se decantarían por un piloto en ascenso, ya que el experimentado está sentado esperando a tener otro año de consagración, luego del que tuvo que ceder al vigente Campeón Mundial de Pilotos.

Mientras Mercedes no haga oficial al compañero de Lewis Hamilton, estaremos todos los días con un nuevo titular -principalmente del país ibérico- montando los sueños de alguien que seguramente se quedará donde está por el bien suyo y del mismo deporte. Pero igual, esto es un juego de poker donde todas las posibilidades y las cartas bajo la manga estarán para dar la gran sorpresa. Así que muchos ya se alistan para cambiar principalmente el uniforme negro por el plateado y así mismo, las banderitas y todo el merchandising que tienen -desventajas usuales de torcer por un solo piloto, así esté en Minardi-.

Aunque todo puede predecir que Mercedes seguirá en la cúspide del automovilismo, existe una cifra estadística que podría dejarlos fuera del juego en 2017. De hecho se pueden hacer conjeturas que estuvieron presentes en la gestión de carrera, donde la mala racha le cayó a Hamilton y las teorías conspirativas fueron el plato fuerte de cada competencia. Finalmente Rosberg gana por mantenerse cauto sin pelear las victorias y era sencillo vaticinar, que haciendo su trabajo de segundo piloto, se quedaría con la ansiada corona. Aquí surge entonces la segunda conjetura y viene de una serie de preguntas: ¿por qué hubo tanto afán en que el piloto alemán se coronara?, ¿por qué Hamilton, siendo la estrella del equipo, tuvo que soportar las malas de su auto?, ¿por qué se protegió tanto a Rosberg y se intentó penalizar a Hamilton cuando buscó por todos los medios hacer que Rosberg cayera en el tráfico de Abu Dabi para quedar a la distancia que el británico necesitaba para coronarse?. Pues bien, al responder estos cuestionamientos y pensando un poco mal, se podría manejar la teoría de que el tope competitivo de Mercedes estaba planificado para llegar a su cúspide antes del cambio de reglamento y Alemania necesitaba como campeón a uno de los suyos antes de caer en un agujero gris, donde no se sabe a ciencia cierta si el dominio va a estar de la mano de la marca de la estrella. De hecho, ya se habla de que Red Bull ocupará nuevamente esta cómoda posición, teniendo en cuenta el súper auto -con la consabida ausencia de motor- que construyeron y la primacía aerodinámica que puede darles la pequeña ventaja para aniquilarlos a todos.

Independientemente de lo que pueda pasar y tal vez albergando una falsa esperanza de no querer ver más a Mercedes en la punta de lanza, que sucedería si la butaca se la dan al asturiano y como siempre le ha sucedido, toma una mala decisión y Mercedes se va para el lugar que ocupa hoy Ferrari?, no me imagino los titulares de la prensa española criticando y exigiendo -contrato en mano- la vuelta a la competitividad de las flechas plateadas y dando las diez mil esperas que le dieron a McLaren cuando anunciaron la llegada de Alonso como el contrato más esperado de la historia del automovilismo mundial. Quizás, de los que esperan con ansias la silla deseada, el español sea el más perjudicado, aunque estar en los puntos de nuevo, no le caería para nada mal. De todos modos, cuando todos quieren bailar con la más bonita, tal vez la reina de la fiesta comience a sufrir de malestar estomacal y no dé todo el potencial que se espera. Sería fantástico ver la joya de la corona, pero sin los pergaminos que antes la hicieron grande y con un protagonista sentado otra vez en la misma posición de falta de competitividad que no le aparece desde sus épocas doradas con la marca del rombo. Cualquier otro piloto que caiga, tendría por lo menos la juventud para afrontar unos años flacos y salir avante en medio de la crisis, pero a nuestro amigo Alonso, las posibilidades que le quedan son pocas y los años le están cobrando factura. Tal vez sea la oportunidad para que los medios españoles se calmaran un poquito y lo dejaran quieto, antes que vuelva a dar un salto al vacío.

Frente al cambio de reglamento nadie tiene los ases bajo la manga y solo en Albert Park se podrá ver a quién le sentó la modificación pues históricamente las modificaciones del manual han venido de la mano de un urgente enroque de quien tiene la sartén por el mango. No puede ser que esta vez sea la excepción puesto que Mercedes ha hecho lo que le ha dado la gana con la categoría -sin demeritar su trabajo- y esto ha aburrido a propios y extraños que esperan ver otro campeonato para 2017. El consejo es que dejen a las flechas tomar su decisión con calma para que llegue quien llegue, se enfrente a lo que depara una nueva temporada totalmente distinta a lo que estábamos acostumbrados a ver.

Preparado por Alejandro Cárdenas Leuro @alejocard para La Máxima.net

Comentarios cerrados.

Advert

The Formula 1 Widget
requires Adobe Flash
Player 7 or higher.
To view it, click here
to get the latest
Adobe Flash Player.

Etiquetas

La Máxima Tweets

Instagram Feed

Something is wrong.
Instagram token error.
Cargar más