Categorized | Crónicas, General

Gran Premio de España – El postcarrera

A veces tienen que pasar muchas cosas para que la historia funcione. Eso fue precisamente lo que se dio en esta edición del Gran Premio de España de Fórmula 1. En primer lugar, el incidente entre los dos autos fuertes de la grilla, los Mercedes, en segundo lugar, la mala gestión de carrera que hizo Ferrari y en tercer lugar, el mismo planteamiento de estrategia que se hizo al interior del equipo Red Bull. Todos estos factores permitieron que se bajara el récord histórico de edad de un piloto en ganarse su primer Gran Premio y que Holanda se uniera al grupo de países donde uno de sus pilotos ha podido llegar a lo más alto del podio. Esto obviamente no fue fruto de la casualidad sino de otro hecho sin precedentes, que fue la movida (enroque) entre Daniil Kvyat y Max Verstappen, permitiéndole al joven holandés, llegar a una escudería categoría a), donde su pericia y trabajo fueron esenciales para entender la complejidad de estar con los top y poder sacarle el mayor jugo a su medio mecánico. Aparte de que Verstappen también en lo personal pudo manejar la presión con la que corrió y lideró como un piloto de mucha experiencia, venciendo todas las jugadas que le podría haber hecho su mente, estando ad portas de pasar a la historia y de hacer lo que todos los corredores quieren: llegar a las grandes ligas del automovilismo mundial e imponerse, pese a los pergaminos y a las circunstancias reinantes en un deporte tan político como para este caso es la Fórmula 1.

El caso de Mercedes es otro elemento para analizar. Fuera del incidente entre sus dos pilotos, que dará para llenar los titulares de la prensa especializada del deporte motor en la semana que viene. Es casi sorprendente que el hecho de que no esté la escudería dominante en un Gran Premio, genere como inmediato efecto que la carrera quizás más aburridora y predecible de la temporada, se convierta en la mejor carrera que se ha visto en la presente temporada. Esto corrobora aún más el hecho de que las palabras de Toto Wolff («tenemos a nuestros rivales respirándonos en la nuca») es un simple decir frente a la realidad que vive la máxima categoría del automovilismo mundial. La carrera de España demostró con más ímpetu, que el dominio en la categoría está dado por una marca y que la marca tendría que no estar para que las cosas evolucionen. Algo que sin duda deja a todos los espectadores de la categoría a expensas de lo que podría ser una Fórmula 1 más igualada, pero la realidad y los hechos no dictan, ni de lejos esa situación. Cualquier fan del deporte quisiera ver todos los fines de semana, competencias donde el rueda a rueda está hasta el último momento. De hecho Verstappen no la tuvo para nada fácil, pues tuvo que girar y cuidar sus gomas medias durante muchas vueltas y aunque Raikkonen se le acercó, jamás lo pudo tener en una condición siquiera cercana de sobrepaso. Esta era otra de las presiones que tenía que manejar el joven piloto holandés y muestra lo centrado que está en el trabajo, porque difícilmente con 18 años y un auto top, a expensas de ganar la carrera más importante de su vida, alguien en esas condiciones puede mantenerse lejos del incidente o del error. Además que no tenía casi a nadie en sus espejos, el piloto más veterano de la categoría, que en su llegada a la Fórmula 1, compartió grilla con el padre del ganador de la carrera de hoy.

Volviendo al tema Mercedes, para algunos, fue bueno que salieran sus pilotos en esta carrera y se pudiera dar una competencia más abierta; para otros, sigue siendo más de lo mismo el hecho de que tienen que salir los grandes para que se renueve lo que hubiera sido otra victoria más del equipo de la estrella. Quizás podría darse una tercera posición y es que ahora la lucha entre Hamilton y Rosberg no va a poder dañar otra carrera, pues el juicio de responsabilidades que les hicieron a los dos pilotos en el motorhome de Mercedes, debió haber dejado en claro que no se puede perder por no bajar un cambio. Mejor que el incidente se hubiera presentado como un pequeño susto para que las cosas entre ambos pilotos quedara tan caliente como para dar una temporada europea donde la pelea por el primer puesto se diera pero con matices de guerra tipo Prost-Senna, lo cual evidentemente no va a ocurrir. Sin embargo, y como comentario al margen, es destacable que Niki Lauda no se haya dejado echar tierra de la debacle del día de hoy y con su saludo a Christian Horner en pleno victory lane, buscara un poco de cámara.

Las cosas en Ferrari siguen siendo tensas. El equipo italiano que, en la pretemporada, se mostró como el gran rival de Mercedes, hoy no pudo ni siquiera diseñar una estrategia decente para salirle al paso a los Red Bull y haber por lo menos ganado esta carrera ante la ausencia de su competidor. Esto demuestra el pésimo momento que está pasando La Scuderia, con sus estrategas en Maranello, que no tuvieron sino las brillantísimas ideas que copiaban de la estrategia del gigante de las bebidas energéticas. Deberían darse una pasadita por el NASCAR, donde el juego de estrategias es precisamente jugar a lo contrario que está haciendo el rival. Pero aquí no, y tanto Vettel como Raikkonen tuvieron que ser los que ambientaron la carrera de Ricciardo y de Kvyat, sin la más mínima posibilidad de poderles ganar en franca lid. Al contrario, el ya desplazado «Chico Maravilla», tuvo que resistir (inteligentemente) los embates de Ricciardo, que no supo encontrar el espacio y hacer la jugada para poderle ganar el codiciado tercer escalón del podio, que quedó finalmente en manos del alemán, dándole unos puntos de aliciente a los italianos para seguir segundos, pero a gran distancia de Mercedes, que aunque no corrió, tampoco perdió por su supremacía dentro de la parrilla de la Fórmula 1.

Arrivabene y sus muchachos tendrán que replantearse muchas cosas de aquí al Gran Premio de Mónaco. Tal vez ya le haya llegado la hora a este dirigente, quien pudo demostrar mucho la temporada pasada, pero que en esta, su papel de relacionista público lo ubica por debajo del nivel de Domenicali y lo debería dejar en la puerta de lo que podría ser su despedida definitiva del equipo de Maranello. De todos modos, mientras Marchionne decide las cosas -aclarando que él es el genio de tener a los estrategas de carrera en Italia- y tal vez pueda dar un replanteamiento para que el Caballito Rampante no se siga ahogando en su propio fango y demostrando que todavía les falta mucho para ser el equipo que dominaba a principios del segundo milenio en la Fórmula 1.

Los hermanos menores de Red Bull, demostraron hoy que están muy competitivos. Carlos Sainz Jr. les salvó la tarde a sus compatriotas, quienes se quedaron viendo un chispero cuando Fernando Alonso quedó varado en el mismo sitio donde tuvo el «electrocutazo» en la pretemporada 2015. El asturiano definitivamente no puede consolidar un resultado aceptable en esta que quizás es el último tramo de su carrera deportiva. Sainz tuvo un honroso sexto puesto, pese al golpe moral con el que llegó a su carrera de casa, pues cualquiera en sus condiciones debió haber quedado con bronca en no ser llamado para remplazar a Kvyat, quien finalmente no lo hizo para nada mal, quitándole el último de los puestos que otorgan puntos a un Esteban Gutiérrez que parecía estar enfilado a dar su primera cosecha de puntos en el Haas F1 Team, equipo que no tuvo su mejor fecha pues Grosjean finalmente tuvo que abandonar.

El Gran Premio de España de 2016, quedará lo mejor para su ganador, pero muchos análisis pendientes. Al interior del mismo Red Bull estarán planteados los elementos para reorientar el trabajo en torno a quien se perfila desde esta victoria como la joya de la corona, que tendrá que cuidar Helmut Marko y seguirlo moldeando para que vuelvan a su senda de dominio en la categoría, la cual no podría estar tan lejos, pues si Ferrari sigue en las que está y Verstappen sigue tan concentrado como lo mostró el día de hoy, ganando e imponiéndose con autoridad, habrán muchos fines de semana más donde el doctor de Red Bull, subirá sin duda al podio para respaldar a quien será sin duda alguna, el nuevo referente para la Fórmula 1 de los siguientes 20 años, por lo menos.

Resultados del Gran Premio de España 2016:

Comentarios cerrados.

Advert

The Formula 1 Widget
requires Adobe Flash
Player 7 or higher.
To view it, click here
to get the latest
Adobe Flash Player.

Etiquetas

La Máxima Tweets

Instagram Feed

Something is wrong.
Instagram token error.
Cargar más