Categorized | General

El caso Van Der Garde, toda una novela

La novela del caso Van Der Garde versus Sauber sigue tomando tintes mediáticos bastante interesantes. Luego del fallo del Tribunal de Victoria donde se le dio la razón al piloto holandés, en la mañana de la jornada de entrenamientos se le vio a Giedo entrar en el box del equipo suizo y salir con el mono de Marcus Ericsson sonriendo triunfalistamente ante las cámaras. En este momento nadie sabe si el corredor tomará la partida del Gran Premio de Australia, pues no se ha montado en un monoplaza y su superlicencia no ha entrado en vigor.

El ambiente en el equipo es totalmente contrario a lo que esperaba el piloto, pues cuando Van Der Garde entró al box, sus mecánicos abandonaron el sitio y se fueron al motorhome. Hay por el momento dos problemas críticos con Giedo para que se siente a pilotar un monoplaza, el primero es la superlicencia y el segundo, la adaptación de su silla, proceso que no se hace en un par de horas. Lo último que se supo de él es que salió del paddock, vestido con ropa de calle y con una sonrisa frente a la prensa que se ha congregado en el Albert Park.

Comentarios cerrados.

Advert

The Formula 1 Widget
requires Adobe Flash
Player 7 or higher.
To view it, click here
to get the latest
Adobe Flash Player.

Etiquetas

La Máxima Tweets

Instagram Feed

Something is wrong.
Instagram token error.
Cargar más